jueves, 1 de noviembre de 2012

Como alquilar un caballo de carreras

(imagen de taringa.net - alquiler ficticio de un caballo)

Desde hace algunos años la propiedad de un caballo de carreras adquirió un nuevo aspecto al surgir las llamadas "cuadras multipropiedad", que están formadas por un grupo de amigos que comparten las alegrías que les proporcionan sus caballos en las pistas así como los gastos inherentes a ellos.

Este tipo de asociaciones minimizan en gran manera el mantenimiento de un caballo pero, aún así, en la situación económica en la que nos encontramos, puede resultar caro para aquellas economías de clase media. Además de que, al término de la vida de carreras de un ejemplar, surgirán otro tipo de gastos no previstos a los que habrá que añadir el problema adicional de donde y como retiramos a nuestro caballo, si lo llevamos a criar, etc ...

Pero ahora existe una nueva modalidad para tener un caballo de carreras en plena competición. Esa modalidad es el alquiler. Sí, el alquiler de un caballo también es posible y esta modalidad conlleva muchas ventajas para ambas partes : propietario y arrendatario.



El único problema que hay es que no vamos a encontrar en internet o en la prensa en papel anuncios como el ficticio que abre este artículo o como el que está a la izquierda; los caballos en alquiler tendremos que buscarlos en yeguadas o en hipódromos hablando con preparadores que, sin duda, tendrán caballos que quieran alquilar.

Y ¿como funciona esto?, la verdad es que todos los casos pueden ser muy diferentes entre sí porque dependerá de las condiciones que se acuerden bajo contrato pero, básicamente es :



- El arrendatario paga el mantenimiento y los gastos del caballo mientras dure su vida de carreras.

-  Cuando se retira de la competición, el caballo vuelve a su propietario

- Se acuerda un porcentaje de reparto sobre las ganancias en premios ¿80-20?

Y muy poco mas, es así de sencillo y así de conveniente para ambas partes.

Ya sabéis ... ahora se puede plantear tener un caballo por medio de un simple alquiler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada