miércoles, 31 de julio de 2013

Diccionario Hípico y del Sport 1.881 (2) - ADELGAZAR











ADELGAZAR


Esta es una de las condiciones esenciales en el oficio de jockey, puesto que teniendo que pesar una cantidad determinada, poco más ó ménos, para ajustarse á las prescripciones reglamentarias de muchas de las carreras, deben cuidar mucho de no adquirir en su cuerpo más peso del que aquellas prescripciones permiten. Esto les es más difícil de conseguir durante el invierno, ya porque en esta estación no hacen gran ejercicio, no habiendo carreras como no las hay, ya porque el frió exige mayor cantidad de alimentos para el cuerpo; pero durante toda la temporada de las carreras, gracias principalmente al continuo ejercicio, consiguen mantenerse con el peso 

conveniente. Para evitar el engordar en todo tiempo, pero principalmente en el invierno, se ideó un sistema para adelgazar, parecido al que se emplea en la preparación de los caballos, y cuando un jockey se encuentra en el caso de tener que adelgazar en algunas libras de peso, lo procura tomando purgas y baños de sudor, alternados con largos y rápidos paseos á pié, vestido y revestido con ropas de franela y abrigos fuertes. Con esto y con acortar los alimentos, suele alcanzar en pocos días la disminución de peso que buscaba.


Sin embargo, este riguroso sistema que exige una constitución especial y cierta dosis de energía, no se practica más que en Inglaterra. Parece que los franceses que han querido usarlo, han renunciado tras pruebas más ó menos largas que no les han dado ningún resultado.

No se puede negar, á pesar de esto, que empleado sistemáticamente y con prudencia este régimen produce excelentes resultados como lo acredita la práctica higiénica de los baños de sudor, empleados hoy por muchas personas como remedio terapéutico ó simplemente higiénico, y lo prueba así el hecho de que la mayor parte de los jockeys, que en mayor ó menor escala se someten todos á la dieta y al sudor, viven largos años. De todos modos, al llegar á cierta edad no hay medio que evite el engordar, y en llegando á este punto el jockey no tiene otro remedio que renunciar al oficio. El que se empeñase en adelgazar por medios violentos, solo conseguiría perturbar intensamente su organismo.




Texto extraído del libro "Diccionario Hípico y del Sport" de D. Federico Huesca. Publicado en Madrid en el año 1.881
Imagen de amiestilosi.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada