viernes, 4 de febrero de 2011

Manuel García Orozco "La apuesta hípica externa podría recaudar 180 millones"

Reproducimos aquí, por su gran interés, una entrevista de Tomás González-Martín a Manuel García Orozco (Presidente de la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España), en el diario ABC digital, el 22Ene11



El enlace a la entrevista es el siguiente : 




PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD DE FOMENTO DE LA CRÍA CABALLAR DE ESPAÑA

Llegó al cargo el 10 de diciembre de 2009 y se marcó una meta: alcanzar la proyección que esta industria ha conseguido en países como Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.
—¿Cómo piensa seguir la estela de las naciones más desarrolladas?
—El primer objetivo es conseguir una mayor recaudación de ingresos que permita desarrollar al sector en todos sus ámbitos. Es un reto factible. Para ello, debemos conseguir que el Estado, por medio de la nueva Ley del Juego, apruebe este año la apuesta hípica externa, como existe en los países más avanzados. Una apuesta que podrá realizarse por internet. Actualmente solo tenemos la Quiniela Hípica y las apuestas que se hacen en los hipódromos, pero no se puede pujar desde fuera, salvo en San Sebastián. Eso limita los ingresos del juego hípico en España a 18 millones de euros. Si se abre el mercado podremos multiplicar los ingresos por diez y llegar a los 180 millones. Un dinero que reportaría más impuestos para al Estado y más inversión en el desarrollo de esta industria. Entonces atacaríamos otras tres metas: un mayor desarrollo del pura sangre inglés, la recuperación del caballo árabe y la llegada de inversores árabes a España. Ya hemos presentado las alegaciones a la Ley del Juego para que se apruebe el juego «on line» y para que recibamos el retorno que nos debe corresponder a tenor de los ingresos.

—Francia es el espejo a seguir.
—Francia es el ejemplo. Tiene la apuesta externa y el aficionado puede apostar desde Japón, Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña. Estos países forman un mercado externo. Los franceses recaudan 9.000 millones de euros anuales, de los que el 7 por ciento, 600 millones, revierte en el sector. Por eso cuentan con 250 hipódromos. En España, la industria hípica mueve 50 millones de euros al año entre cría, adquisición de caballo, juego y otros apartados. Solo el gran premio del Arco del Triunfo francés mueve esos 50 millones en un día.
—Como presidente de la Sociedad de Fomento, usted negocia con el Estado desde hace tiempo esa revolución del juego externo.
—El juego debe ser el motor de nuestra industria. Pero también hemos propuesto la creación de un consorcio que gestione mejor el dinero y los derechos de imagen. Que venda mejor el producto en televisión. Ese consorcio debería estar formado por la Sociedad de Fomento —órgano regulador de la competición—, los hipódromos, el Consejo superior de Deportes y los ministerios competentes en el sector, Hacienda y Medio Ambiente. Los hipódromos y el CSD están de acuerdo en la necesidad de crear ese organismo. Y si obtenemos la apuesta externa, con su comercialización sin fronteras, el juego hípico será demandado por el público. Hay un aficionado joven que desea una apuesta dinámica, desde casa. Ahora mismo, el Estado pone 2,9 millones en el sector, Lotería y Apuestas del Estado (LAE) aporta a los hipódromos otros 3 millones y los propietarios invierten 15 millones. Es el propio sector el que alimenta la industria y pide que su inversión sea compensada.

—Dígame las cifras de la hípica.
—Contamos con 1.100 caballos y cada año hay 200 nuevos. En 2010 se realizaron 525 carreras. Tenemos los hipódromos de La Zarzuela, Dos Hermanas, San Sebastián , Antela y Mijas. El caballo da trabajo directo e indirecto a 5.100 personas, entre jockeys, entrenadores, galopadores, veterinarios, mozos y los vendedores de material. El porcentaje es que cada caballo da trabajo a cinco personas. Si conseguimos los ingresos que se pueden recibir, el porcentaje crecerá a siete trabajadores por caballo.

—Con esos ingresos se potenciará la cría del pura sangre inglés.
—Es el objetivo constante. Hoy, el cincuenta por ciento de la producción de caballos se encuentra en Orense, gracias al apoyo que su Diputación realiza para la cría del pura sangre inglés. Han construido el hipódromo de Antela. Queremos primar la cría del caballo nacional con mejores premios en las carreras. Y ahora abordamos el retorno del caballo árabe.

—¿Cómo van a recuperarlo?
—Cuando se cerró La Zarzuela se marcharon muchos propietarios de caballos árabes. Contactamos con propietarios de Qatar, Libia y los Emiratos para que nos ayuden a recuperarlo. Primero vamos a organizar pruebas de exhibición y después, en el segundo semestre de 2011, planificaremos unas quince carreras para llevar a cabo su introducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada