miércoles, 7 de mayo de 2014

Romera, la historia de un apellido de turf






Cuando se vive el turf desde "dentro", cuando se es mas que un simple aficionado, cuando se duerme encima de las cuadras, cuando de pequeña se juega en la puerta de los boxes y se lleva el bocadillo al abuelo que estaba en la pista del Hipódromo de La Zarzuela entrenando sus caballos ... cuando se tienen ese tipo de vivencias y formas parte de una familia emblemática en el mundo del turf español y eres la cuarta generación de esa saga de jockeys, preparadores y jinetes aficionados, cuando eres eso, algo tan poco frecuente, seguro que tienes cosas que contar que interesen a los aficionados.



Marina Romera, a requerimientos de este pesado que escribe estas breves líneas de presentación, nos ha dejado este artículo en el que narra sus vivencias desde niña rodeada de caballos y caballeros de nuestro turf, los caballeros de la familia Romera.




Este no es un artículo en el que se profundice sobre todas las actividades, relativas al turf, de la familia (eso vendrá mas tarde), este es un relato de las vivencias personales de una mujer cuyo bisabuelo fue el último jockey en ganar una carrera en el desaparecido Hipódromo de La Castellana y que se siente en su casa cada vez que traspasa el umbral de la puerta que da acceso al Hipódromo de La Zarzuela.





(Este documento es posible ponerlo en modo "pantalla completa" y luego, se puede ampliar aun mas)













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada