jueves, 27 de noviembre de 2014

El hipódromo "en guerra"



Buscando material gráfico por internet para un nuevo reportaje que estoy preparando relacionado con el Hipódromo de La Zarzuela, me encuentro de forma casual con esta maravilla de fotografía.


Se trata de un miliciano que se encuentra destacado cerca del frente de batalla del noroeste de Madrid, durante la Guerra Civil española (1.936 - 1.939).


Está posando para el fotógrafo (cuyo nombre no he podido averiguar) en el hipódromo que estaba entonces en plena fase de construcción, paralizada lógicamente por la contienda armada.


Imagen bella sin duda y muy emotiva para todos los aficionados al turf de España pero también muy significativa por los acontecimientos que vivimos en estos momentos y que nos van a llevar a la suspensión de las carreras de caballos en nuestro país.


No he intervenido en ningún medio para expresar mi opinión al respecto porque me faltaba mucha información (y aún me falta) de primera mano, de la fuente. He estado leyendo múltiples comunicados de todos los estamentos relacionados con las carreras (propietarios, hipódromos, criadores, etc ...), devorando muchas informaciones que mis buenos colegas (ojo, digo solo los buenos) han recogido en las diferentes reuniones celebradas, leo a diario las opiniones de tantos aficionados que, en los foros, demuestran su preocupación por lo que va a suceder cuando llegue el mes de diciembre : se suspenderán las carreras en España y la temporada de invierno, en el Hipódromo de Dos Hermanas de Sevilla, no se celebrará, al menos en las primeras jornadas.


No ha sido posible llegar a un acuerdo, la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España tiene en contra a todos, está arruinada por una deuda cuantiosa que arrastra desde hace muchos años y se encuentra en fase de concurso de acreedores. y digo yo, ¿no sería mas lógico que se formara un nuevo Ente regulador donde todos tuvieran cabida?, ¿donde Fomento y todos los demás estuvieran representados?, lo que sea para que tantas y tantas familias que viven de esto mantuvieran sus puestos de trabajo, donde tantos y tantos propietarios pudieran rentabilizar sus inversiones y disfrutar de sus caballos, donde tantos y tantos aficionados pudieran seguir viviendo su pasión y contribuyendo con su presencia y apuestas al desarrollo de este bello espectáculo.



He vivido los momentos de esplendor del turf en España, llevo mas de 45 años de simple aficionado y recuerdo esos llenos del hipódromo de La Zarzuela domingo tras domingo; colas para adquirir las entradas, para apostar, muy poco sitio en las tribunas de los tres recintos, aficionados y curiosos en los bares, en el paddock, domingo tras domingo.







La foto superior (con autógrafo del maestro Carudel) nos lo recuerda. Está claro que eran otros tiempos, que hacía buen tiempo, que era en Gran Premio de Madrid, Chacal, Carudel ... pero mirar esa tribuna sur, el recinto de Tribuna, no cabía nadie mas, estaba llena, como muchas otras tardes ... siempre tardes.


Tengo muy claro que esos tiempos no volverán, que dentro de algunos años podríamos acercarnos a algo parecido; que, sin duda, la posibilidad de poder apostar desde cualquier rincón del mundo sería fundamental para el desarrollo de nuestras carreras y de nuestra cría; es algo imprescindible pero, para que esto pueda suceder, lo primero es que nuestros estamentos se pongan de acuerdo, que dejen a un lado sus actuales prioridades y que piensen en positivo, que piensen todos en la misma dirección, en la única en la que se puede pensar.


Hace varios meses, en una mañana de galopes de entrenamiento, tome esta foto con

mi teléfono y pensé : "ojala que al Hipódromo de La Zarzuela le pusieran una multa por rebasar el aforo permitido". Es una foto del cartel oficial que está situado a la derecha de la entrada principal, la puerta sur del hipódromo, esa por la que acceden la mayoría de las personas que llegan a ese lugar emblemático de nuestra capital para ver uno de los espectáculos mas bellos del mundo.





Son 5.486 personas las que hay que rebasar para que la multa sea efectiva, ¿no os parece que sería una buenísima noticia?






En definitiva, vamos a quedarnos sin carreras por el empecinamiento de algunos que solo piensan en sus intereses y no quieren ceder ni un metro en su posición, ni siquiera a sabiendas de que su posición puede ser solo éter pasado un tiempo y que cientos de personas del sector se quedarán sin su medio de vida.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada